No sabía decir cómo

No sabía decir cómo, pero la poesía no era lo suyo porque no sabía decir cómo. Si solo se hubiese dado cuenta de que para ser un poeta bastaba con la idea, la palabra y la forma, habría llenado hojas y hojas de poesía. Si hubiera sabido a tiempo que a veces basta un salto de línea para dar otra perspectiva a todo, habría sido un poeta. Pero no sabía decir cómo.

Sabía decir cómo

No sabía decir cómo,
pero la poesía era lo suyo
porque sabía decir cómo.

Si no se hubiese dado cuenta
de que para ser un poeta bastaba con
la idea,
la palabra
y la forma,
no habría llenado hojas y hojas de poesía.

Si no hubiera sabido a tiempo
que a veces basta un salto de línea
para dar otra perspectiva a todo,
no habría sido un poeta.

Pero sabía decir cómo.

Foto: Diálogo de sordos.

Anuncios