Todo le mundo es perseguido por sus propios demonios.

Estos son los míos.

Para una presentación más profesional, conviene echarle un ojo a esta página de AGPI.

Y para conocer a Ema&Emo, mejor pinchar en el dibujo de abajo.